Skip to content
28 noviembre, 2008 / pepa

Dramático rescate de caballos


[Nevada, Estados Unidos] [Rescate a última hora de miles de caballos destinados a mataderos]. Lo leí en The Washington Post y traduje:

Los Caballos No Deseados Estaban Destinados a la Muerte. Se habían puesto las cosas en marcha para sacrificar cerca de dos mil potros sanos de una manada de caballos y burros salvajes  en un programa federal que nadie quería adoptar.
La Oficina de Administración de Tierras [Bureau Land Management] sabía que la eutanasia era una alternativa legal, pero los funcionarios estaban procediendo lentamente, temerosos de una posible indignación pública. Los caballos salvajes se habían convertido en demasiado caros de mantener, y los ganaderos argumentaban que dejarlos sueltos sería una carga para las ya escasas tierras de pasto del Oeste.
Pero ayer, en una audiencia pública en Reno, Nevada, para discutir el problema, llegó una solución, por decirlo así, a caballo.
Madeleine Pickens, esposa del multimillonario T. Boone Pickens, dio a conocer sus intenciones no solamente de adoptar los caballos salvajes condenados sino la mayoría o todos los treinta mil caballos y burros mantenidos en los corrales federales. Amantes de los animales de toda la vida, los Pickens encabezaron hace unos años la campaña para clausurar los últimos mataderos de caballos en Estados Unidos.
Madeleine Pickens está buscando tierras en el Oeste que sean un hogar apropiado para los caballos.
Está trabajando con el personal de la Oficina de Administración de Tierras para adoptar los caballos, dijo Henri Bisson, subdirector de la oficina, mientras la agencia convence al Congreso de destinar veinte millones de dólares para alimentar y proteger a los caballos ahora en cautiverio durante un año más. Como apoyo a la oferta de Pickens, dijo, otros dos grupos, ambos de organizaciones de rescate animal, han expresado intereses similares en su adopción. “Tenemos la esperanza de que este año la eutanasia no será necesaria”, dijo.
La noticia de que los Pickens y otros quieren adoptar los caballos y burros salvajes fue celebrada con alegría por las organizaciones de derechos animales, varias de las cuales estaban preparando acciones legales para impedir que el gobierno matara a esos caballos.
“Por supuesto, estoy contentísima, obviamente, que esos caballos reciban indulto”, dijo Shelley Sawhook, presidente del Fondo de Defensa del Caballo Americano. “Al mismo tiempo, necesitamos resolver el problema básico de cómo en primer lugar llegaron estos animales a esa situación”.
Bisson dijo que los políticos deben resolver el conflicto entre una ley que permite la eutanasia y un país que se opone a ella. “Esta es una situación que exige que tengamos una conversación sobre las exigencias de la ley”, dijo. “Estamos oyendo a miembros del Congreso que nos dicen que ellos no creen que la eutanasia sea la solución, pero la ley dice que está permitida”. Si la gente está en desacuerdo con la ley, lo que tienen que hacer es reformularla. Esperamos encontrar hogares adoptivos para todos esos animales antes de fin de año y el Congreso decidirá lo que quiere hacer con la ley”.
Icono americano e inspiración de canciones e historias durante largo tiempo, el caballo salvaje está bajo la protección especial de una ley de 1971. El estatuto federal llama a los caballos salvajes “símbolos vivos del histórico espíritu pionero del Oeste”, que deben ser “protegidos contra la captura, marca, acoso o muerte”. Pero la misma ley también exige que el gobierno alcance “niveles de administración adecuados” de caballos errantes de modo que no agobien las tierras federales -y esa es la parte que ha estado irritando a los funcionarios de la oficina.
Unos 33 mil caballos recorren todavía tierras federales en diez estados occidentales. Casi la mitad se encuentran en Nevada. La agencia federal cree que la pradera puede acoger a unos 27 mil caballos, y todos los años vaqueros contratados por el estado reúnen a unos siete mil a trece mil caballos para llevarlos a los corrales de varios otros estados.
De momento hay algo más de treinta mil caballos en los locales esperando ser adoptados. Los mayores de diez años o los que no han sido adoptados después de tres tentativas pueden ser vendidos sin ninguna restricción bajo la ley de 2004.
Los caballos salvajes compiten con el ganado y la fauna silvestre por alimento y agua. Los defensores de los caballos dicen que los funcionarios federales han hecho afirmaciones falsas sobre el número de caballos que pueden ser acogidos en tierras federales, inclinando los resultados a favor de los intereses ganaderos.
“Somos ganaderos. Sabemos que los animales viven y mueren. Y eso lo consideramos una parte normal de la vida. Nos damos cuenta cabalmente de que la gente que defiende los derechos animales odia este aspecto de la industria ganadera. Nosotros no buscamos la eutanasia. Lo que queremos es controlar la población”, dijo Jeff Eisenberg, director de bienes nacionales para la Asociación Nacional de Ganaderos [National Cattlemen’s Beef Association], un grupo de presión de la industria.
El gobierno federal ha estado capturando caballos salvajes desde los años ochenta, para colocarlos en corrales y ofrecerlos para adopción a personas que prometan no venderlos para el consumo. Pero estas capturas se hicieron muy agresivas durante el gobierno de Bush. Para junio, la oficina tenía 30.088 animales, más que el triple de 9.807 de 2001.
Bisson dijo ayer que este próximo año la Oficina de Administración de Tierras limitará las capturas a cinco mil caballos.
Entretanto, el ritmo de las adopciones se ha reducido al mismo tiempo que los costes de alimentación y mantención de los caballos están por los cielos. Para los contribuyentes federales el precio de la mantención de los caballos se triplicó de siete millones de dólares en 2000 a veintiún millones en 2007. El precio del heno para un corral de corto término en Nevada subió de cerca de 160 dólares por tonelada en 2007 a casi trescientos dólares por tonelada en 2008, por ejemplo.
En un informe dado a conocer la semana pasada, la Oficina de Contraloría del Gobierno calificó la situación de “crisis” y dijo que la oficina tenía que ejercer sus opciones, incluyendo la eutanasia y la práctica de vender caballos salvajes “sin restricciones”, lo que quiere decir que pueden ser vendidos a los mataderos.
En el primer análisis del programa de caballos salvajes de la oficina de tierras en dieciocho años, la contraloría constató que la agencia carecía de una política de gestión nacional coherente y recomendó que la oficina investigara alternativas a la eutanasia y a la adopción.
Las organizaciones pro derechos animales dicen que el gobierno debe esterilizar a los caballos y devolverlos a su territorio para que vivan sus vidas. Además, dicen, debería ofrecer incentivos fiscales a los propietarios que permitan caballos salvajes en tierras privadas.
Virginie L. Parant, de la Campaña de Conservación de los Caballos Salvajes Americanos [American Wild Horses Preservation Campaign], una coalición de cerca de 45 organizaciones, dice que la oficina de tierras no usa métodos científicamente sólidos para calcular el tamaño de las manadas de caballos o la cantidad de caballos que deben ser mantenidos en la montaña. Eso hace que las capturas sean arbitrarias, dice.
Lo que es más, cerca de siete millones setecientas mil hectáreas de terreno que los caballos salvajes recorrían libremente han sido retirados del programa, reduciendo la cantidad de tierra disponible para los caballos y aumentando su concentración en otros lugares.
Gente de todos los lados del problema reconocen que se necesitan algunos cambios fundamentales.
“Es intratable”, dice Eisenberg. “La gente de los derechos animales coloca a la oficina de tierras en una caja. Nosotros buscamos un equilibrio en el país. El Congreso no quiere destinar más fondos a esos corrales, especialmente en tiempos difíciles. Es un problema que no le gusta a nadie”.
[Lyndsey Layton]
[27 de noviembre de 2008]
[18 de noviembre de 2008]
washington post]

Anuncios

2 comentarios

Dejar un comentario
  1. Luis Fernando Rodriguez Arriaga / Dic 24 2008 2:13

    quiero saber como adoptar un caballo mi familia es amante de los caballos tenemos una potranca prieta azabache se llama cariño y se siente sola queremos adoptar uno que no tenga hogar los vamos a cuidar y querer mucho mis hijos son responsables. gracias familia Rodriguez Ramirez

  2. virtudes vidal signes / May 11 2009 13:25

    quisiera saber como podria hacerme con un caballo adoptado gratuitamente por tener terreno y establo somos amantes de los animales valencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: