Skip to content
31 mayo, 2009 / pepa

Sentimientos por una mascota


No era lo que esperábamos, fue un compromiso cogerla después de que no la regalaran, no tenia planta de perra con aptitudes para la caza, ni tampoco era el perro ideal como mascota, simplemente era un chucho.

Después de nuestra vida juntos, en familia, tras ocho años y algo más de 5 meses, era una más en nuestra casa.

La lista de cariños de mi hijo, de cinco años, esta formada por sus padres, su hermana y su perra, tras esta lista todo lo material, como es lógico en un niño de su edad.

Él lo tenía claro, su perra estaba entre las “cosas” que mas quería.

Nosotros lo hemos descubierto tras haberla perdido; jamás imagine que tanto iba a llorar por ella, está siendo muy triste y difícil de sobrellevar.

Tenía su espacio en casa, espacio que ha quedado vacío;

Era la alegría de nuestro hogar, siempre era a quien primero te encontrabas y saludabas al entrar. Era la primera preparada para salir a la calle en cualquier momento, aunque acabase de entrar.

Era la compañera de juego de mi hijo.

Era nuestra guarda protectora, nos advertía de la llegada de toda persona extraña.

Los días de salida a la parcela se ponía como una loca, ahora permanecerá allí mientras sus restos existan, en nuestro corazón estará siempre.

Sentimientos por una mascota.

Anuncios

One Comment

Dejar un comentario
  1. pepa garcía / May 31 2009 5:21

    qué difícil es… espero que paséis pronto este período de duelo.
    un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: